Formatos de Mapa de Bits

3FSTUDIO

imagen trazado en vectores

Formatos de Mapa de Bits

Formatos de Mapa de Bits

Cuando trabajamos con imágenes, es muy importante elegir bien el formato adecuado, a grandes rasgos, hay dos tipos de imágenes digitales:

Imágenes vectoriales

AnimalesVectoriales_Wahyu_Romdhoni_007

Vector por: Wahyu Romdhoni

Imágenes de mapa de bits

bits

Las imágenes vectoriales son imágenes constituidas por objetos geométricos autónomos (líneas, curvas, polígonos,…), definidos por ciertas funciones matemáticas (vectores) que determinan sus características (forma, color, posición,…)

Algunos formatos de imagen vectorial son: AI (Adobe Illustrator), CDR (Corel Draw), DXF. (Autodesk), EMF, EPS, ODG (Open Office Draw), SVG (Inkscape), SWF (Adobe flash), WMF (Microsoft)

Las imágenes de mapa de bits están formadas por una serie de puntos (píxeles), cada uno de los cuales contiene información de color y luminosidad. Existen multitud de formatos gráficos para guardar imágenes. Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes, y dependiendo de una serie de criterios y el uso que se le quiera dar a la imagen, es mejor utilizar uno u otro.

Para efectuar una elección adecuada de un formato de imagen, conviene valorar previamente:

– El contenido de la imagen: foto, dibujo, gráfico, logotipo, etc.

– La calidad que se desea obtener en función de su destino: publicación en la web impresión en impresora doméstica o impresión profesional.

– El tamaño que tendrá el archivo resultante.

Por ejemplo, al publicar fotografías en una página web o al enviarlas por correo electrónico, para que la transferencia no sea excesivamente larga, es muy importante el peso o Kbytes del archivo de imagen, en este caso es recomendable el uso de formatos que utilicen compresión; para imprimir fotografías, donde el peso del archivo no tiene tanta importancia, se podrán usar otros formatos que ofrezcan más calidad que los utilizados para web. Lo mismo ocurre al hacer fotografías con las cámaras, la elección del formato se hará en función de lo que se desea obtener y de los procesos que deseen realizar posteriormente.

Algunos formatos de mapa de bits son los siguientes:

.JPEG

Quizá el formato más popular en el caso de los usuarios amateur: El formato .JPEG (Joint Photographic Experts Group) destaca por el alto nivel de compresión que ofrece y, que se basa en la perdida de calidad. Es por eso que este formato sacrifica valores imperceptibles por el ojo humano para bajar el peso final, así como lo hace un archivo .MP3 con el sonido. Sin embargo, una vez comprimidas, no es posible recuperar esos valores, por lo que no son muy utilizadas entre los diseñadores y quienes requieren fotos en alta calidad. Dentro del estándar .JPEG, se ubican los subgrupos .JPG, .JPEG2000, .JPEG-LS y Lossless JPEG, todos compartiendo las mismas características básicas.

Conoce más de este formato dando click aquí 8)

PNG

El formato .PNG (Portable Network Graphics) tiene un nivel de compresión que casi no presenta pérdidas, ya que se utiliza un filtrado especial predictivo de las características y tono de cada pixel que integra la imagen. La principal característica de este formato es que .PNG permite el uso de transparencias con bastante profundidad, ya sea completa o en ciertos píxeles utilizando diferentes canales. Si bien no son óptimas para diseño de impresión de alto nivel, sí se utilizan para diseño web, o en condiciones no profesionales, debido a su peso moderado y buena administración del color.

Más características dando click acá

.TIFF

El formato .TIFF (Tagged Image File Format) es el favorito a la hora de almacenar o utilizar imágenes en altísima resolución y estupenda calidad, ya sea en la industria del diseño o la publicidad. Las aplicaciones en formato .TIFF, son compatibles con los programas de diseño más avanzados, una diferencia con respecto a otras “extensiones nativas” como el .PSD, asociado casi exclusivamente a Photoshop.

.TIFF, es capaz de manejar imágenes y datos en un solo archivo, sin pérdidas de calidad y con una excelente definición de color. Existen varios subtipos dentro del formato .TIFF, relacionados con el uso que se le da en cada rubro.

.GIF

El famoso .GIF (Graphics Interchange Format), si bien es de baja calidad y ofrece una escasa profundidad de colores, permite unir varios cuadros para formar una animación. Cosa que lo hizo bastante popular. Cada cuadro puede tener una paleta de hasta 256 colores, lo que los hace livianos y el archivo animado resultante se reproduce sin problemas gracias a ese mismo bajo peso. Si bien no se utiliza de forma estática por su baja calidad, las animaciones en GIF son muy populares y, actualmente, son una verdadera moda en la web.

Acá la definición de 3W .GIF

.SVG

Un formato menos conocido popularmente es .SVG (Scalable Vector Graphics), un formato estándar en el diseño web, que trabaja en XML describiendo imágenes tanto estáticas como animadas. Aunque claro, la llegada del nuevo lenguaje HTML5 ha hecho que poco a poco vaya muriendo. Como cualquier imagen vectorial, su ventaja era ser totalmente escalable sin ningún tipo de pérdida de calidad. Algo bastante útil a nivel web, donde nunca sabemos al momento de diseñar y programar, cuál será la resolución utilizada por el visitante, pudiendo necesitarse una imagen de gran tamaño para un buen monitor, o una muchísimo más pequeña para alguien que navega desde su móvil.

3W dice .SVG

.BMP

Cuando hablamos de imágenes estamos refiriéndonos generalmente a un “mapa de bits”, y por eso .BMP es la extensión otorgada por Windows a esos archivos. El formato padre de varios de los ya nombrados, obviamente depende 100% de los píxeles y su información, por lo que no se puede comprimir, y preferentemente tampoco se debería escalar (si buscamos mantener calidad). Básicamente, son imágenes que una vez creadas no deberían ser manipuladas, y que a pesar de poder llegar a mostrar excelente calidad, su relación con el peso del archivo las hace bastante descartables frente a otros formatos mencionados… Ya que obviamente: si buscamos esa impecable calidad, necesitaremos más píxeles, y por ende mayor peso de archivo.

PSD.

Es el formato por defecto del editor de imágenes Adobe Photoshop y por tanto es un formato adecuado para editar imágenes con este programa y otros compatibles. Admite millones de colores, capas, canales, etc.

RAW.

Formato “en bruto” o “crudo”, esto quiere decir que contiene todos los píxeles de la imagen captada, tal y como se han tomado. Es el formato que ofrece la mayor calidad fotográfica y suele ser admitido por cámaras de gama media y alta (réflex, y compactas) indicadas para fotógrafos aficionados avanzados y profesionales.

Las cámaras que guardan las fotos en otros formatos (Tiff y JPEG) procesan la imagen captada para dar una interpretación de ella (balance de blanco, niveles de luminosidad, contraste…) En el formato RAW, los píxeles no se procesan y se mantienen en bruto para ser procesados posteriormente por un software específico conocido como “revelador RAW”. Un archivo RAW, no sufre ninguna compresión, por lo que mantiene el máximo detalle de la imagen a costa de ocupar mucho espacio (Mbytes)

Los distintos fabricantes de cámara suelen llamar a los archivos RAW con distintos nombres. Por ejemplo, las cámaras Nikon los denominan archivos NEF.

WebP

El origen de este formato está en el códec de vídeo VP8, tecnología desarrollada originalmente por la empresa On2 Technologies y posteriormente adquirida por Google.

Google era consciente de que gran parte del ancho de banda consumido en Internet era responsabilidad directa de las imágenes, y por ello aprovechó la tecnología de VP8 para desarrollar un formato pensado directamente para la Web. En las pruebas que he realizado he observado una reducción del tamaño bastante importante (del orden de entre el 30 y el 60%, sobre todo en fotografías), pero se observa algo todavía más interesante: con altos niveles de compresión apenas se aprecian artefactos aunque sí se aprecia, como es natural, pérdida de detalle.

Existen más formatos aparte de los que he mencionado, algunos de ellos están en desuso, y otros son propietarios de ciertas aplicaciones. Estos son los más relevantes y conocidos por todos.

La clave, realmente, es utilizar el formato correcto para cada tipo de gráfico y aplicación concreta, y ofrecer en caso de que sea necesario una versión alternativa.

0 Comentarios

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *