Bits y Profundidad de Color

3F STUDIO

Dulces de coloes

Bits y Profundidad de Color

Bits y Profundidad de Color

Bit es la abreviación de Binary Digit (dígito binario), la cual en términos técnicos es la menor unidad de información de una computadora. Un bit tiene solamente un valor (que puede ser 0 o 1). Varios bits combinados entre sí dan origen la otras unidades, como byte, mega, giga y tera.

Toda la información procesada por una computadora es medida y codificada en bits. El tamaño de los archivos son medidos en bits, las tasas de transferencia son medidas en bit, toda la información en el lenguaje del usuario es convertida a bits para que la computadora la “entienda”, etc.

Profundidad de bits

Profundidad de bits

Los Bits también son utilizados para la clasificación de colores de una imagen. Por ejemplo: una imagen monocromática tiene 1 bit en cada punto (blanco o negro), mientras una imagen de 8 bits soporta hasta 256 colores. A menudo hablamos de la profundidad de color de un formato de archivo, para indicar su calidad, la información que este contiene o la capacidad que un tipo de fichero tiene para su posterior edición. En ese momento se empieza a hablar sobre los bits por canal que tiene el formato determinado (8, 16 o 32 bits).

Básicamente podemos definir la profundidad de color de una imagen haciendo una analogía con la pintura. Es el equivalente a la paleta de colores de la que dispone un pintor. Cuantos más colores y tonos de color disponemos más suave serán las transiciones de color o degradados. Con lo que tendremos más precisión para definir un color, tendremos más gama de valores de luminosidad y evidentemente tendremos más margen de ajuste para editar o ajustar una imagen, si es necesario. En fotografía digital hay 2 tipos de imagen, de forma similar a la tradicional: escala de grises y color. La primera se denomina “escala de grises” precisamente para diferenciarla del blanco y negro donde solo existen 2 tonos, el blanco y el negro. Esta última (la imagen de blanco y negro) es una imagen con 1 bit por píxel. Cuantos más bits definan cada píxel, más tonos podrá tener: si tiene 4 bits por píxel, tendrá 16 grises y si tiene 2 bits tendrá 4 grises.

Profundidad de Bits

Profundidad de Bits | Escala de Grises

La imagen digital está formada por un conjunto definido de puntos llamados píxeles. La imagen tradicional, sobre material sensible, también está formada por puntos o granos de plata metálica; la gran diferencia estriba en que en la fotografía tradicional, los granos son irregulares y están situados de forma aleatoria mientras que en la digital forman una matriz con filas y columnas. Cuanto mayor sea el número de filas y columnas, mayor será el detalle de la imagen digital y mayor será su tamaño de archivo. Una imagen digital en color se genera con sus componentes R, G y B por síntesis aditiva. Así pues, la imagen en color se compone de 3 “imágenes”: la que contiene la parte roja, la verde y la azul. Cada una de ellas es una imagen en escala de grises, pero como va asociada a cada uno de los colores primarios, al visionarla el ordenador la colorea adecuadamente. La suma de las 3, por síntesis aditiva, componen la imagen final. Cada píxel va definido por 3 Bytes: el rojo, el verde y el azul. Si cada uno de ellos tiene una gama de 256 tonos, en la imagen final habrá una gama de 16,777.216 colores posibles (256 x 256 x 256), que se suele abreviar como “16 millones de colores”. Es lo que se llama una imagen con una profundidad de color de 24 bits (8 por cada color).

rgb

RGB

Independientemente de que la imagen final sea un archivo Tiff, Jpeg, Psd, etc., hemos de tener en cuenta que su profundidad de color ha de ser de 8 bits. De otra forma o no podríamos guardar el archivo con un formato determinado (Jpeg) o probablemente la impresora, imprenta o laboratorio no nos admitirán una imagen con tanta información. Con lo que, al final de todo el proceso de nuestro flujo de trabajo deberemos tener una foto en 8 bits. Si no podemos ser tan finos en los ajustes y mediciones por las condiciones de trabajo, no tenemos la técnica suficiente para afinar debidamente, queremos tener la seguridad que nos brinda trabajar con un cierto margen o posteriormente tenemos que aplicar una cierta cantidad de edición o ajustes a las fotos, lo mejor es trabajar con más profundidad de color. Como conclusión, hemos de escoger el formato de imagen que tenga la profundidad de color que más nos interese en función de la situación a fotografiar, y al control que tengamos de nuestra cámara y/o de nuestro software de “revelado” de Raw.

Conoce la Rueda cromática de Adobe, haz infinidad de combinaciones de colores 8)

Contáctanos y platícanos sobre tu proyecto en Filmación Aérea, seguramente te podemos ayudar, solicita una cotización aquí.

0 Comentarios

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *